Campaña Nacional Contra Mosca de la Fruta


El Control Integrado de las Moscas de la Fruta consiste en acciones de monitoreo de la plaga empleando el trampeo y el muestreo de frutos, que indicarán el momento oportuno, así como los lugares para aplicar técnicas de control adecuadas, secuenciadas y mejor dirigidas en tiempo y espacio, para el control de la plaga.

En México existen más de 30 especies de moscas de la fruta del género Anastrepha, de las cuales, cuatro son las de mayor importancia económica.

a) Anastrepha ludens = Mosca de la naranja
b) Anastrepha obliqua = Mosca del mango
c) Anastrepha striata = Mosca de la guayaba
d) Anastrepha serpentina = Mosca de los zapote

Es la actividad más importante para un buen programa de Manejo Integrado contra la mosca de la fruta, ya que permite conocer la presencia o ausencia de adultos y distribución de la plaga en campo, y calcular la densidad de la población, esta información es necesaria para diseñar y orientar las estrategias de control.

a). Los tipos de trampas utilizadas para el trampeo son: McPhail y Multilure. En cuanto a los atrayentes se utilizan a base de proteínas hidrolizadas líquidas, sólidas y secos.

Control mecánico

Consiste en la recolección y destrucción de frutos en áreas donde el muestreo reporta la presencia de huevecillos, larvas o pupas de la plaga, este control puede reducir hasta un 60% o más de la población de la mosca de la fruta.

Control químico

Tiene el objetivo de suprimir poblaciones de moscas de la fruta en estado adulto. Mediante la aplicación de un cebo selectivo el cual se aplica por chisquetes dirigidos al follaje de los árboles de la parte media a la parte alta de la copa del árbol, el tamaño de gota deseado es de 3 a 6 mm. La ventaja del cebo es que únicamente es atractivo para las especies de moscas de la fruta.

Control cultural

Es importante realizar actividades de barbecho y rastreo en tu huerto, ya que ayudan a eliminar los gusanos y pupas de moscas de la futa que se encuentren en el suelo, quedando expuestos a las condiciones ambientales y a los enemigos naturales.

* Determina la abundancia de la plaga en el huerto.
* Cuantificar el daño directo causado por las moscas de la fruta.
* Permite dirigir el control mecánico de frutos.

Se deben seleccionar frutos que cuelgan del árbol y aquellos que se encuentran en el suelo, que presenten síntomas de infestación como: perforaciones, manchas circulares amarillas, puntos necróticos y frutos con madurez prematura.

Para el caso de barrenadores del hueso, el muestreo se dirige a los árboles en producción, a los frutos y a los huesos, ya que es donde se encontrará la plaga.

En caso de detectarlos se realizan acciones de control como recolección y destrucción de fruta, poda de árboles y aplicación de insecticidas químicos y biológicos.